Una palabra que no me gusta

197102921161480784_AgGw6QaN_bHay palabras de nuestro maravilloso idioma que no siempre son de mi gusto y auque definen muy bien lo que quieren decir, son tan contundentes que suenan duras.

Si nos referimos a una adolescente decimos de ella que es una quinceañera. Más tarde esa  joven es veinteañera. Después treintañera. Suena bien, fresco, alegre, bonito…Y de buenas a primeras surge “la cuarentona” ¡Qué palabro! Es despreciativo, duro…¡Cuarentona! Y de ahí en adelante lo que queráis. Cincuentona, sesentona, setentona…¡Dios! Hoy por hoy una mujer de cuarenta años  se nos puede presentar tan joven como se lo proponga, con las mismas posibilidades que las de menor edad y  con el añadido de la experiencia que le han regalado los años. Y lo mismo ocurre con las de cincuenta. Y con las de sesenta… Y con más edad también pasa algo parecido aunque el físico vaya pasando factura. Pero eso ya va importando menos si se sabe encajar. Lo que no encajo, en la parte que por edad me corresponde, es eso de cuarentona, cincuentona, sesentona etc. etc.¡ No y no! Y desde aquí propongo que se acabe con ese adjetivo tan denigrante. Desde ahora mismo yo hablaré de cuarentañeras, cincuentañeras, sesentañeras… ¿Tengo o no tengo razón? Más razón que un santo. Bueno, que una santa. Santa Ana

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El patio de Monipodio

image001    Cervantes, en su novela ejemplar Rinconete y Cortadillo (siglo XVII) ya hablaba de la decadencia moral y económica que afectaba a España porque la riqueza que llegaba de América no repercutía en el bienestar del país para avanzar en mejoras técnicas o  mejor vida burguesa sino que solo servía para que se beneficiara la clase social alta mientras los estratos bajos cada vez eran más pobres y así España se iba quedando atrás respecto a Europa. Monipodio es un personaje de esta novela y en su patio se tejían los repartos y pillerías que caracterizaron aquella época. No como ahora ¿verdad? ¡Je! Y ¿por qué hablo  del tal Monipodio? Pues porque desde hace muchos días, cada vez que leo la prensa o escucho las noticias me viene a la cabeza el tal personaje ¿Asociación de ideas? No sé pero lo que tengo claro es que como las cosas no se clarifiquen, el futuro está tan negro como la foto que encabeza estas líneas. Sin embargo,  aunque no lo parezca, soy optimista por naturaleza y sé que al final se impondrá la lógica. La gente está preparada y no se calla como antaño. Sale a la calle, pide explicaciones y grita sus derechos. Eso me da la confianza suficiente para saber que esos nubarrones tan negros se disiparán y tendremos buen tiempo. Seremos felices y aunque como siempre, algunos seguirán comiéndose las perdices más gordas, habrá perdices para todos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Un real sueldo

rey_6efceaf9c8c73e577bf268f21Me alegra una cosa. Parece ser que el rey Juan Carlos en solidaridad con los pensionistas no se ha subido el sueldo.¡Qué consuelo! Seguirá con el mismo del año pasado  a pesar de que el precio de todo se ha incrementado. Lo único que la paga que no cobró en el pasado julio por solidaridad con los funcionarios, si la ha cobrado ahora. Eso dicen por ahí. El prícínpe cobra menos que su padre, así como la reina e hijas. Está bien. Porque hay que dar ejemplo empezando por uno mismo. ¿Le habrán subido el agua? ¿la luz? ¿la gasolina? ¿el IVA? Seguro que sí porque es un español más y todos tenemos que colaborar para sacar al país de la inmensa crisis en la que estamos sumidos. ¿A qué estoy en lo cierto señores políticos, ustedes que tan transparentes nos presentan las cuentas? ¡Es una maravilla ver que cada día las cosas están más claras!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ANA ARANDA – PERFIL

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¡Qué cada palo aguante su vela!

Con los vendavales, no atmosféricos precisamente, que arrecian no hay palo que aguante una vela y, si lo hace, será un trapo hecho jirones. Es tal el descrédito que la clase política ha alcanzado que no hay quien crea nada. Por mi edad, viví el franquismo y las alternancias democráticas y ese tiempo ha servido para hacerme llegar a una conclusión. En cuanto el político de turno se acomoda en uno de esos sillones de plastilina que cree inamovibles, él y sus compis se lo montan de tal forma que todos acaban más o menos. No sirve que los que tienen el turno de estar fuera de cotarro digan ¡Nosotros somos los buenos! ¡Nosotros no hacemos eso…! A mi ya no me sirve. En los tiempos cavernícolas la censura lo coloreaba todo de rosa y solo sabíamos lo que, por nuestro bien se decía, teníamos que saber; ahora, por fortuna, aunque no todo, sabemos algo más sobre cómo se lo montan los señores políticos. Algo más pero tampoco todo, claro. Y me fastidia enormemente que unos y otros y siempre por el bien de España y de los españoles, nos mangoneen de esta forma. Ahora dicen y se quedan tan anchos que “la credibilidad de España ha subido” ¿Quién se cree tal patraña con los casos ingentes de corrupción ancestral? Corrupción por cierto, muy didáctica porque en seguida la aprenden los que acceden a los silloncitos. Lo que creo que esta subiendo como la espuma es la venta de bolsas de plástico, de ventiladores y de impermeables por aquello de las salpicaduras…¡Y esto apenas empieza!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Nunca digas nunca jamás

-¿Dimitirá usted?
-¡Nunca!
Así de contundente fue la respuesta de la alcaldesa en la entrevista que le hicieron los medios ante el chorreo de dimisiones en el Ayuntamiento de Madrid. ¡Nunca!
¡Ay señora Botella! Eso no se debe decir. Esa entrevista ha quedado almacenada en algún sitio y, si se obra con cabeza, esa imagen la veremos todos dentro de nada. Nosotros en donde nos pille el momento y ¿usted? Ya no estará en el magnífico y bien servido despacho del que hasta ahora disfruta, pero no se disguste cuando se vea una y otra vez diciendo, tajante y segura: ¡Nunca! ¡Nunca!! .Estará en otro cómodo sillón de cualquier Consejo de Administración que por sus buenos méritos le caerá en suerte. ¡Es lo que tiene la política! ¡Ponemos ejemplos?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La sorpresa del roscón de Reyes

¿Sabéis cuál es la sorpresa del roscón que cada año, por aquello de la tradición, compramos para tomarlo con la familia o los amigos? ¡ La cara de tonto que se te queda cuando te dicen el precio! Esa es la sorpresa.
Un dulce que, si sumamos materia prima, mano de obra, sorpresilla de plático made in China, calor de horno, bandeja de cartón, papel de envolver, y cuerdecita, iva, irpf y a lo mejor algo más que se me escapa, debería tener un precio proporcional a todo eso ¿verdad? ¡Pues no! El precio de ese roscón del dia de Reyes resulta que es como un dos mil por ciento más caro de lo que debiera ser.. A lo mejor es “lo que se me escapa” es la causa de esos precios astronómicos que pagamos, porque,encima los compramos, yo la primera, diciendo: Total es es una vez al año…! Y encima algunos son incomibles. Pero la tradición es la tradición queridos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized