Archivo de la categoría: ¿Consultorio sentimental?

¿Consejo sentimental?

Susan P. inglesa afincada en Fuengirola. Se queja de que su marido no tiene ni pizca de sentido del humor. Me comenta que no aguanta una broma. John, que así se llama el hombre, le dijo hace un par de días que no vendría a la hora de comer porque iba a ver si pasaba la ITV.  Susan le preguntó cariñosa y en broma, me jura que lo hizo en broma, que quién tenia que pasar la ITV, el coche o él. Por lo visto, John ¡cogió un rebote! Y sin pizca de sentido del humor, aunque sea inglés, le gritó en muy mal tono, que él aun estaba en rodaje…¡ En rodaje! ¿En rodaje?, caviló Susan ofendida ante tan desmesurada salida de tono a su broma. ¡En rodaje …! ¡A ella! ¡Si no pasa la revisión de los cincuenta mil kilómetros (traduzcamos a millas) aunque el técnico sea amiguete..! pensó aún dolida…¡Pero si le falla el carburador y la puesta en marcha…! ¿Y la carrocería? Good Heaven , la carrocería! Lo único genuino de fábrica es el color de los ojos cuando se quita las lentillas…¿Y el airbag? ¿Es genuino? En vez de estómago tiene un enoooorme airbag siempre extendido…¿Y los frenos? ¿Qué me puede decir de los frenos si nunca frena a tiempo? Da un frenazo, se bloquea, echa mano del freno de idem, le falla, no frena y empieza a gritar: ¡Voy, voy, voy,…! ¡Y va! ¡En rodaaaje! gime Susan muy triste.  Me pregunta qué hace con su John, que le de un consejo…

Susan P. Creo que debes dejar un tiempo a tu John en la bancada para que le revisen esos frenos y mientras, tú, puedes alquilar un todoterreno.

Un beso, querida. ¡Y suerte! A.A.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ¿Consultorio sentimental?

¿Consultorio sentimental?

Desde hoy  mismo y dado que los “consejos prácticos a hijos…” parece que van surtiendo efecto, voy a tratar de poner mis conocimientos a la disposición de aquellas mujeres, amigas actuales o futuras, que quieran contarme sus cuitas con el marido o  lo que sea, y ver de darle una solución. Todas sus consultas quedarán en secreto entre ellas, yo y este blog. Y los maridos que no se mosqueen que esto son cosas que ocurren.

El primer caso es el de M.P. española y con marido “cocinilla” que los hay. M.P. me cuenta, “pelín harta” que desde que le dieron la jubilacion anticipada, no se lo quita de encima, siempre está en casa, pegadito a ella. Si M.P. necesita entrar en le cuarto de baño, un segundo más tarde, llama a la puerta preguntando qué hace. Lo que M.P. le contesta no viene al caso. Él tiene que saberlo todo. M.P. está en la cocina preparando la comida.El susodicho entra con la bolsa del pan y el periódico que acaba de comprar. Deja todo sobre la encimera y levanta la tapa de la olla que está hirviendo. Prueba el guiso, se abrasa la lengua…y  aun así,  dice, mientras la chasquea para refrescarla :¡Le falta, sal…no sabe a nada…huele como raro…! ¡Qué le has echado? M.P. calla y sigue pelando una patata..El susodicho, sacando todavía la lengua para que se le enfríe más, dice: ¡Pero qué manera de pelar una patata…! ¡Si dejas la mitad con la cáscara…! ¡Trae aquí, trae aquí que no sabes ni coger el cuchillo! Si sabrá M.P. cómo coger el cuchillo… pero se reprime. Piensa que la sangre es muy escandalosa…¡Y la cocina quedaría hecha un asco!

M.P. contiúa diciéndome: Un día estás “depre” (¿sólo un día, pienso yo teniendo a la vera tal especimen)  y necesitas comprarte algo, no sabes qué, pero lo necesitas urgentemente. Y, como es lógico, él me acompaña porque es una de esas “raras avis” que les gusta ir de compras. Encuentras ese algo que necesitas…¡Un maravillos traje de chaqueta color mostaza! Entras en la tienda, te lo pruebas y…le preguntas  qué tal estoy, cómo me queda, qué te parece…¡Gran fallo M.P.! ¡Craso error! Reconócelo. ¿Qué has logrado? Hacerle feliz opinando. Le acabas de dar opción a que se explaye mostrando sus conocimientos modisteriles. ¡Estás ideal, nena! ¡Guapísima…! ¡…Pero te sienta fatal! ¡Te hace culona y te tira del costadillo…! dice, dando tal tirón a la parte posterior de la solapa que a M.P. le crujen las cervicales. ¡…Además le sobra sisa y ese color mostaza…ese color…te hace cara de acelga, nena…yo que tú…

¿Cuál sería mi consejo a M.P. con un marido tan cocinilla?

M.P. como en el fondo le quieres aunque sea tan pelmazo, lo mejor es tener paciencia, dejar la tienda ” ipso facto” y al dia siguiente, mientras el “cocinilla” ve la telenovela, vuelves tu solita a dicha tienda y te compras el traje de chaqueta con un par de… narices . Más que nada para que se te quite la dichosa “depre”

Un beso fuerte M.P.

Deja un comentario

Archivado bajo ¿Consultorio sentimental?