¿Consultora sentimental?

Hola.  Hasta ahora no se me había ocurrido que tal vez, también podria dar “consejos” a esas amigas, conocidas o no, pero unidas por situaciones parecidas. Aquellas que tienen un marido o algo parecido, que les da la brasa sí o sí. Algunas mujeres ya han han hablado conmigo y por la experiencia , creo que es urgente abrir un ” consultorio virtual ” desde el cual, cualquiera puede contarme sus cuitas, a las que yo pondré remedio siempre que pueda. Todo quedará en el más estricto secreto. Sólo ellas, yo y este blog. Antes de empezar a repartir “consejos” una salvedad. Que ningún marido se de por aludido. Estas situaciones nunca son reales. Pura ficción.

M.P, española y con marido “cocinilla” me explica, pelín harta, que siempre lo tiene en casa, pegadito a ella. Por ejemplo: M.P. está cocinando y el susodicho entra en la cocina con la bolsa del pan y el periódico que acaba de comprar. Empieza a olisquear qué se cuece, levanta la tapa de la olla que está hirviendo, con una cuchara prueba el guiso, se abrasa la lengua y aun así, chasqueándola para refrescarse, dice: Le falta sal…no sabe a nada…huele raro…¿Pero qué manera de pelar esa patata! Desperdicias la mitad en la cáscara…!  (¿Se entiende por qué lo de “cocinilla”) ¡Hay que coger el cuchillo así…!(si sabrás tú cómo tendrías que coger el cuchillo…! Te reprimes porque la sangre es muy escandalosa y la cocina quedaría hecha un asco. Para no gritar M.P. se mete en el cuarto de baño y un segundo más tarde, está llamando a la puerta :¿Estás bien? ¿Qué haces? Lo que M.P. contesta puede sonar  un poquito escatológico y no viene al caso ponerlo aquí, pero él necesita meter la nariz en todo… La “sufrida”  continúa diciéndome: Un día estás con la “depre” (a mi no me extraña nada con ese especimen) y necesitas salir de compras. Necesitas algo, no sabes qué, pero necesitas comprar urgentemente. Como es lógico él me acompaña porque encima al tipo !le gusta ir de tiendas! una de esas “raras avis” que surgen de vez en cuando. M.P. encuentra ese algo tan necesario y vital. ¡Una maravillosa chaqueta color mostaza!… TLe pregunta, qué le pareceEl , entrecerrando los ojos, da un paso hacia atrás y dice: ¡Es ideal! ¡Estás guapísima…! ves guaìsima

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s