¿Con qué cosas me quedo?

Bueno, otros doce meses que se van. Doce meses que, aunque los pobres no tienen la culpa, no han sido precisamente para tirar los cohetes y petardos que sin duda estallarán al dar las doce del día treinta y uno.Eso de los cohetes es una costumbre ancestral que respeto y soporto porque soy muy cívica.

Haciendo memoria y repasando lo que este año ha dado de sí, la mera verdad (americanismo cada vez más al uso) es que no ha sido un año redondo aunque sus guarismo lo fueran.. No me voy a meter en el área de política, gobierno, dirigentes, estafas, bancos ¡curiosa asociación de ideas! cohechos, fraudes, trapisondas, engaños…Por cierto y siguiendo con la asociación de ideas ¿sabéis lo que, en magia, significa “mist direction” ? Pues algo así como el arte que tienen los magos para desviar la atención del espectador hacia un punto mientras ellos hacen el truco que quieren. Y en eso, ahora mismo, estamos rodeados de verdaderos magos.

 ¡Fuera malos rollos! Y os voy a decir con lo que verdaderamente merece la pena quedarse de este año que acaba. A nivel personal he sacado muchas cosas positivas que me han enriquecido el espíritu y con las que me quedo para siempre. En la parte familiar hay, por ahora, salud,trabajo y el cariño de siempre. Como es lógico, al fin y al cabo soy ¡la mamá! mis hijos y nietas son lo más y me quedo con ellos…Me han publicado un libro, me dieron un premio de narrativa, hay alguna cosa pendiente que no pinta mal…Me quedo con ello.Y después y esto es muy importante para mí, he tenido la gran suerte de rodearme de gente que merece la pena. Mis amigos.Y si que  es una gran suerte porque es tan difícil a veces encontrar personas de tu cuerda… Mis amigas, cada una  a su modo, me han sabido transmitir su alegría, su entereza en los malos momentos, su fuerza de voluntad por salir adelante, su confianza en el futuro, su humor unas veces ácido y otras veces de coña marinera, pero siempre inteligente, su saber escuchar y su saber decir bien las cosas. Me encantan y me encuentro a gusto cuando, juntas o por separado, paso un rato con ellas. Me quedo con todas.Y los amigos, que también me han transmitido las mismas facetas que ellas solo que “a lo tio” es decir, con más  ¿tranquilidad? ¿equilibrio? ¿seriedad? No sé…De otra forma. Mis amigos también son muy importantes para mí y me encanta estar con ellos. Me quedo con todos.

Y me quedo con la esperanza de que las cosas irán mejor, de que, como siempre, esto también  pasará y que el próximo año, cuando haga balance, tenga, por lo menos, las misma cosas buenas y positivas que he tenido en este ya viejo y depauperado 2012.Os deseo lo mejor.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Madrid Arena

Hace más de un mes de la tragedia que nos conmocionó a todos. Hace más de un mes que se siguen echando la culpa los unos a los otros. Hace más de un mes que a diario salen las imágenes terribles en la prensa y en la televisión y hace más de un mes que los familiares de las criaturas que perdieron la vida esa fatídica noche ven una y otra vez las avalanchas y el descontrol que reinó en el recinto con sus niñas allí debajo¿Alguien ha pensado en la angustia de los padres, hermanos, abuelos cada vez que repiten las escenas? Creo que lo que tendrían que mostrar  una y otra vez son las caras de los responsables – Ayuntamiento,  promotores, encargados de seguridad…- y así, aunque es improbable, alguna de esas personas sabrían qué es sufrir de verdad.

 ¡Ah! Pues ya están hablando de otra macrofiesta. Money, money, money.

Y otra cosa.Hasta  la Cárcel de Soto ha llegado Gerardo Díaz Ferrán ¿Será está la última escala de  sus cruceros? No lo creo.Pronto zarpará hacia rumbos desconocidos y aquí no ha pasado nada. Como siempre.

Fuera sinsabores. ¿Conocéis el gazpachuelo malagueño? Apuntad:

En una olla ponéis como litro y medio de agua; una cebolla cortada en cuartos, dos o tres dientes de ajos, y una patata cortada en lonchas gruesas. Se pone a hervir.. Añadís medio kilo de merluza, un trozo de rape y 150 grs de gambas. Debe hervir todo junto unos diez minutos más.Después se cuela el caldo. El pescado se corta en trocitos y se reserva en una sopera. Freimos un par de rebanadas de pan. Aparte tenemos preparada una salsa mayonesa. Con mucho, mucho cuidado, vertemos un cucharón del caldo en la mayonesa,.muy despacio y sin dejar de remover para que no se corte y una vez diluida se une al resto del caldo, se echa sobre el pescado que tenemos en la sopera y se le añaden los trocitos de pan frito. El intringulis de esta receta es que la mayonesa debe diluirse con mucho tiento para que la sopa quede sin grumos. Está riquísima.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Monólogo interior de una histérica circunstancial

Ese es el título del relato corto que envié al IX Certamen de Narrativa de la Asociación y que parece ser que gustó al jurado porque le concedieron el primer premio. Un gusto. Aunque el gustazo también me lo llevé escuchando la interpretación que de él hizo Daniel Ramos. Como el título indica, es una “histérica” la que a lo largo del monólogo va soltando trapo contra su entorno, contra su  puntual circunstancia y sin embargo, Daniel, veinte años, futuro actor, con una voz digna de tener en cuenta, muy calmado y profesional supo darle el punto de humor desengañado, fatalista, que quise reflejar al escribirlo. Me gustó la actuación. Gracias Daniel.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

¿Qué está pasando que no entiendo nada?

Leo la prensa y me asusto, escucho las noticias y me amargan, veo a los políticos y se me pone la piel de gallina…Y lo malo es que estos últimos salen en todos los medios explicando cosas y dando razones que no creemos y que a fuerza de escucharlas mil veces suenan vanas y manidas. Derechas, izquierdas…Es igual. Son políticos.¿Y esos otros, banqueros, grandes empresarios, prohombres, megalómanos, que con sus grandes iniciativas iban a sacar al país adelante y, que se han apropiado de todo lo que ha caido en sus manos, que han estafado, que siguen estafando y medrando…? Y esos ¿qué?  Sí, cuentan que los jueces los enviarán a la cárcel si no pagan las consabidas fianzas astronómicas, fianzas que luego, no me alcanza el entendimiento, quedan en apenas el chocolate del loro.¿Y el dinero? El dinero que han hecho desaparecer en esos “paraísos” jamás aparece. ¿Algún implicado en estafas, malversación, cohecho, desviación de capital, delitos que se han ido sucediendo legislatura tras legislatura, ha devuelto lo birlado? Yo no lo he sabido nunca. O a lo mejor sí y,  como tantísimos otros ingenuos , no nos hemos enterado.Son tantos, tantos los sinvergüenzas que medran a nuestro alrededor que siento pena y dolor porque hablen mi idioma y vivan bajo mi mismo cielo.Y esto es una continuación de lo de siempre.

Me indigna escuchar a una “política”  diciendo con toda la desfachatez del mundo que el afán aventurero de los jóvenes españoles es lo que les lleva a irse a buscar trabajo fuera. Eso hijos se van de casa y del pais porque no hay otra, señora política. Y son jóvenes preparados, que han estudiado con nuestros impuestos y nuestros esfuerzos y que van a poner a disposición de otros países sus conocimientos. Eso siempre ha sido llamado “sobrevivir”  Como lo hicieron en los años sesenta aquellos que también tuvieron que buscar las judías fuera de España. No es afán aventurero.

Me siento mal cuando los compinches de estafa se echan la culpa los unos a los otros tratando de quitarse el muerto de encima. ¡Yo no he sido señor juez! ¡Ha sido López el que lo ha hecho!

Me avergüenzo viendo la desvergüenza de los que, estando incriminados en delitos económicos, salgan a la calle a visitar al suegro malito.

Se me anuda el estómago viendo las injusticias con los desahucios, con la Educación, con la Sanidad…Son tantas cosas las que se tuercen  que, por el camino que llevan, nos vamos al pozo, del que, si se sale, va a costar muchos esfuerzos y lágrimas.Muchos, por desgracia no saldrán ya.

Hay algo bueno en todo esto. Es la gente, La gente de la calle, el vecino, el grupo, los colectivos de profesionales… Están tomando conciencia de que hay que reaccionar y seguir batallando por los derechos adquiridos que costaron tantos esfuerzos lograr.

De verdad que no entiendo nada.

Prometo que lo próximo que escriba será menos pesimista. Lo voy a intentar con todas mis fuerzas.

 Y os daré alguna receta rica para preparar en Navidad.

Hoy es que no me encuentro a gusto.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Marcharse del nido

¡Qué otoño tenemos! ¡Qué verano hemos tenido! ¡Qué invierno nos espera!.Solo hay que echar un vistazo alrededor: tele, periódicos, amigos, vecinos, tu mismo hogar,para darte cuenta de cómo están las cosas.
Hace tiempo, cuando leía información sobre los problemas que tenían los argentinos, la pobreza y debacle social que imperaba allá, no comprendía cómo un país como Argentina había llegado a tal situación ( que parece ser que no ha mejorado demasiado)Mala administración, pensaba yo. Y ahora resulta que aquí estamos igual. Y me preocupa. Mucho. Porque el futuro es muy incierto sobre todo para los que intentan empezar una vida laboral. No hay vida laboral para casi nadie y menos para ellos, con lo cual han de buscarla fuera.Han estudiado, están más preparados que nunca y han de emigrar.Como los ánades o grullas que vemos cruzar nuestro cielo buscando latitudes más cálidas. Lo que me intranquiliza es que esas aves vuelven cada año y nuestros jóvenes ¿volverán? Lo harán algunos y otros pondrán a disposición de esos paises que los acojan todos esos conocimientos que han aprendido en nuestras escuelas y universidades. Y es lógico que así sea cuando en este, su país, las cosas están como están porque no se ha puesto freno a tantos disparates que se han hecho y siguen haciéndose. No me gusta ponerme seria cuando escribo, pero es que, señores, el asunto es muy serio.
Y ahora, para romper tan graves pensamientos, una receta a base de níscalos. Es la parte buena de este otoño. Setas a mogollón.
Son unas simples patatas guisadas y superfáciles de hacer.
Por supuesto, lo primero es ir a buscar nícalos.Búscalos y no se te ocurra preguntar a ningún “setero” dónde puedes encontrarlos porque ese es un secreto que pasa de padres a hijos.Tú busca y rebusca en cuanto pinar puedas, y si los encuentras, los recoges y ni se te ocurra hablar del sitio. Ahí puede dar comienzo tu saga setera.
Patatas guisadas con níscalos (¡rovellons que dicen los del señor Mas!)
En una cazuela rehoga. varios dientes de ajo, picaditos, medio pimiento verde, medio pimiento rojo,, un tomate maduro y unas ramitas de perejil. Ya sofritos, añades a la cazuela esos níscalos limpios, que seguramente has comprado en el mercado, carísimos por cierto, y sigues sofriendo; añade 150 gramos de gambas peladas, cuatro o cinco patatas s y cortadas en trozos, media cucharadita de pimentón, media cucharadita de orégano, unas pizcas de azafrán y sal.Más rehogo. Después los cubres con agua y que empiece a hervir. Cuando las patatas estén casi tiernas,se añade media cucharadita de cominos molidos y se deja hervir hasta que al probar el guiso, pienses:¡ Esto ya está!
Después solo hay que comerlo.
Y ya me diréis…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Lo de ese “medio litro de agua” del final, aunque ha sido inesperado, no tiene nada que ver con los Relatos de Roald Dahl. ¿Será un gazapo que ha saltado para recordarnos que el Canal de Isabel II acecha?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Desde hoy mismo voy a reiniciar estas charlas en el blog. Hablaré de esas cosas que ocurren a los hijos que se fueron de casa e intentan vivir su nueva etapa; de los que después de vivir esa etapa regresan al nido porque por ahí fuera las cosas están que arden; transcribiré algunos comentarios de esas esposas desorientadas que piden consejo ( solo de las extranjeras que se cortan menos) y si os parece comentaremos de vez en cuando esas recetas ricas de cocina fácil que todos sabemos. Y como hace frío, empecemos por una buena infusión. Con ella y con un buen libro es relajante pasar cualquier tarde de lluvia o nieve.
Infusión de jenjibre para dos.
Medio litro de agua
Una cucharadita de jenjibre muy picado
piel y huesos de cinco manzanas
1/2 cáscara de limón; media de naranja
4 clavos ( de especia, claro)
ramita de canela
3 granos de pimienta
Hervir 15 minutos; reposar 5 minutos; endulzar con miel.
¡Riquísima y energética!
El libro de Roald Dahl: Relatos de lo inesperado
Medio litro de agua

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized